Cómo podemos conseguir que nuestra energía juegue a nuestro favor

El tiempo que nos lamentamos por no conseguir nuestros sueños, es un tiempo y energía que podríamos emplear en crear nuevos caminos, que si que nos hagan lograr esos  sueños que tanto añoramos.

Si nos quitáramos los lamentos y las excusas, nuestro camino hacia el logro de nuestros sueños se acortaría sorprendentemente, por eso debemos de trazar un camino claro hacia lo que verdad queremos, y continuar caminando por el, a pesar de nuestras barreras y las barreras que nos imponen lo demás. Nunca tenemos que olvidar que la dureza de la vida puede hacer que los pasos sean más pausados y cortos, pero que no por ello dejan de ser pasos que nos llevan a alguna parte.

Tenemos más espacio y tiempo de lo que creemos para construir lo que deseamos en la vida, en realidad lo que nos ocurre a muchos es que tenemos más tiempo mal utilizado que bien utilizado, igual que mas energía mal utilizada que bien utilizada.

Si realmente queremos que todos nuestros días se conviertan en espacios productivos y satisfactorios, debemos de tener claro que es lo importante en nuestra vida y que es lo realmente no importante, para que así enfoquemos toda nuestra energía en lo importante.

Una reflexión diaria antes de levantarnos, en la que nos recordemos que es lo que realmente importa en nuestra vida, para ser conscientes en que tenemos que dividir toda nuestra energía, es el ejercicio perfecto y practico de meditación que muchos necesitamos.

Cuando desechamos lo que no es importante y ni necesario en nuestra vida, acabamos siendo buenos administradores de nuestra energía, porque le damos la orden exacta a nuestro cuerpo, mente y espíritu, para que se pongan a trabajar exclusivamente para construir positivamente una vida mejor para nosotros y para quien nos rodean.

suscribete

que nuestra energía juegue a nuestro favor