Por qué debemos de desvincular totalmente nuestra aceptación de la opinión de los demás

Si realmente no estamos siendo valorados ni apreciados por los que nos rodean, no busquemos en nosotros el error que impide que los demás nos apoyen, porque que si hay algo que falla, es nuestra mala elección que nos ha hecho elegir a las personas que nos rodean. Nuestra aceptación es algo que tenemos que trabajar para que la opinión de los demás sobre nosotros no nos dañen.

Algunas personas se miran al espejo, y son injustamente auto críticos con ellos mismos, buscando en sus defectos la respuesta de porque no son valorados, pero lo cierto es que estas personas no solamente deberían de elegir mejor a las personas que las rodean, sino que también deberían hacer un trabajo interno de aceptación.

La autentica aceptación ha de estar desvinculada totalmente de lo que los demás piensen de nosotros, no podemos detestarnos si no gustamos a los demás, ni tampoco podemos querernos simplemente porque los demás comienzan a hacerlo, porque esa manera de querernos es artificial.

Nuestra verdadera aceptación es esa que nos hace siempre valorarnos, tanto si las personas nos aceptan como si no. La autentica aceptación es esa que esta por encima del capricho de los demás.

Dentro de nuestro circulo de aceptación hacia nosotros mismos, han de estar nuestros defectos y nuestras virtudes, concentrándonos en nuestras virtudes para fortalecerlas y contando que esos defectos que tenemos forman parte de nosotros, pero que no nos definen como personas.

Cuando realmente comencemos a trabajar nuestra aceptación, sin influencias externas, esas personas a las que no gustamos, se harán insignificantes ante nosotros y comenzaran a aparecer en nuestra vida, personas que realmente nos valoren.

suscribete

nuestra-aceptacion