Cómo conseguir que una conversación no se convierta en una discusión

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Una discusión se crea cuando hay varios puntos de vista, y las personas que tienen esos distintos puntos de vista, no tienen la mente suficientemente abierta para respetar a los otros puntos de vista que no son los suyos.

Para que una conversación no acabe en una discusión, ha de existir la tolerancia a la diversidad de opiniones y el respeto a ellas y a las personas que dan su punto de vista, sin descalificar a estas personas simplemente porque tienen un punto de vista distinto al tuyo.

Cuando somos capaces de llevar una conversación con respeto y somos capaces de ver que el hecho de que tengamos en cuenta la opinión de otras personas no significa que no sigamos creyendo en nuestro punto de vista, podremos hacer que esa conversación sea una conversación interesante, incluso enriquecedora.

Si tenemos la mente suficientemente abierta, podemos ver que aunque no tengamos el mismo punto de vista que las otras personas, podemos aprovechar y aprender algo sobre sus puntos de vista, ya que ver las cosas desde distintas perspectivas nos hace más inteligentes y nos hace abrirnos a nuevas ideas.

Si enfocamos una conversación en querer llevar la razón, en realidad lo que vamos a hacer es perder la razón y dejarnos llevar emocionalmente por nuestro ego, si en cambio enfocamos nuestra conversación en captar nuevas ideas y conclusiones, nuestra conversación sera inteligente y provechosa.

suscribete

discusion

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *