Por qué debemos de amar a la diversidad para ser felices

La diversidad es una de las cosas más maravillosas que existen en el mundo, pero en cambio son muchas las personas que no la aprecian y incluso luchan contra esa diversidad, a la que llaman diferente.

Son muchos los que no saben que jamás van a ser felices si no aceptan a esas personas que son tan diferentes para ellos, porque nuestra naturaleza nos llama a estar unidos, y si le llevamos la contra a esa naturaleza, ella ira en contra de nosotros, para que veamos que vamos mal encaminados.

Esas personas a las que muchas veces juzgamos por ser diferentes, tienen mucho más que ver con nosotros de lo que pensamos, ya que el mundo es nuestra gran casa, al igual que los que conviven en esta gran casa son nuestra gran familia.

Si queremos una evolución real en nuestra vida, debemos de sentirnos de esa gran familia, donde hay toda clase de personas, con diferentes caminos, pero que sienten, viven y tienen las mismas inquietudes, miedos y necesidades que nosotros.

Si hay algo que nos limita, presiona y bloquea, busquemos si nuestra relación con las demás personas del mundo es limitada, y si es así, posiblemente allí está todo lo que tanto nos pesa y no nos deja respirar, ese rechazo hacia nuestros semejantes.

suscribete

amar-a-la-diversidad