Donde esta la autentica fuerza del ser humano

Todos queremos ser fuertes o mejor dicho, todos queremos que los demás nos vean fuertes, porque la debilidad resulta poco atractiva para una sociedad perfecta o que va de perfecta, pero lo cierto es que todos sin excepción tenemos debilidades y fortalezas, pero lo que más fuerte nos hace, es aceptarlas y convivir con ellas sin avergonzarnos.

Lo que realmente nos hace débiles es esa importancia que le damos a lo que los demás piensen de nosotros, nos hemos vuelto tan dependientes de ello, que por mucho que queramos esconder nuestra debilidad, somos muy muy débiles, gracias a esa continua dependencia a lo que dirán.

En el momento que deje de tener valor lo que piensen los demás sobre nosotros, recuperaremos parte de esa fuerza natural que a todos se nos concede cuando nacemos.

Si hay algo que nos ha hecho débiles, es haber dejado de ser niños para hacernos adultos, cuando realmente en esta sociedad ser adultos representa dar una imagen perfecta, aunque no estemos siendo nosotros mismos.

Cuando nos empeñamos en  mirar los que tenemos al lado, para ver si los demás son mas fuertes o débiles que nosotros, más listos o mas tontos que nosotros o más ricos o pobres que nosotros, perdemos esa gran fuerza natural que define al ser humano, en realidad son muchas de nuestras acciones condicionadas las que nos hacen débiles.

Si queremos ser fuertes, debemos de saber que ya somos fuertes por naturaleza, y que si de veras somos débiles es porque de alguna manera nos hemos dejado engañar por esas ideas inculcadas del pasado, que nos dicen que para estar dentro del circulo de fortaleza, tenemos que tener los requisitos que la sociedad requiere.

También confundimos  la limitación con la debilidad, sin darnos cuenta de que hay muchas personas limitadas físicamente o psiquicamente y que han mostrado una gran fortaleza, porque han vivido la vida plenamente a pesar de esas limitaciones.

suscribete

la autentica fuerza del ser humano

Cómo comenzar de verdad a trabajar nuestro amor propio

El amor propio es algo que esta poco trabajado en este mundo, ya que la humanidad muestra que el enfoque de su amor esta enfocado en la superficialidad y no en la verdadera identidad de la persona, su autentico yo. Para trabajar nuestro amor propio, tenemos que volver a conectar y tener un dialogo amistoso con nuestra esencia.

 Una persona puede tener la mejor ropa, el mejor trabajo y la mejor economía, pero si no esta cuidando sus valores y esta siendo ético con el mundo donde vive, no esta trabajando su amor propio.

Toda acción en nuestra vida que active nuestro espíritu interior, esta trabajando nuestro amor propio, porque solamente con hecho de que nos acordemos de que somos mucho más que esa superficialidad que envuelve nuestro espíritu, ya estamos trabajando nuestro amor propio.

El amor propio es acordarnos de esa persona silenciosa y poderosa que hay en nuestro interior, nuestra esencia o espíritu.

El amor propio al final se convierte más en un trabajo de enfoque, que de otra cosa, porque más que nada se trata de que nos acordemos más de ese ser silencioso que es nuestro autentico yo, que de esas voces parlanchinas y caprichosas que quieren más alimento superficial.

Tampoco se trata de que ignoremos esas voces egocéntricas de nuestro interior, ya que debemos de escucharlas, ya que sino gritaran más, pero si que debemos de ser conscientes de que el hecho de que les demos más importancia de normal a esas voces egocéntricas, hace que nos olvidemos de nuestra voz principal, la de nuestro autentico yo.

Nuestro amor propio es ese que nos recuerda que no somos esclavos del mundo, sino que somos esa expresión que aporta algo importante al mundo, mientras nosotros somos libres, porque estamos haciendo lo que nos pide nuestro espíritu, y no lo que nos exige esa parte oscura del mundo que solamente quiere superficialidad.

suscribete

trabajar nuestro amor propio

 

 

Guardar