Nuevas maneras de comenzar a trabajar el amor propio

El amor propio no es algo de lo que de vez en cuando nos debamos acordar, sino que es algo que tenemos que trabajar constantemente, el amor propio a de convertirse en una rutina o tratamiento diario para todos los días de nuestra vida.

Para comenzar a trabajar nuestro amor propio, lo primero que tenemos que hacer es dejarnos claro a nosotros mismos que merecemos que nuestra vida entera, tanto en el trabajo, relaciones, amistades, familia, etc etc etc, este llena de amor. Nuestra vida, sea como sea de complicada o difícil, ha de llenarse de amor, el amor ha de ser para nosotros un estado natural.

Lo cierto es que si nosotros entendemos que la vida tiene que ver con el amor solo de vez en cuando, por ejemplo permitiendo que el amor solo entre en nuestra vida con relaciones de pareja, quiere decir que hemos limitado el amor a la vulnerabilidad de algo pasajero, cuando el amor puede y debe de abarcar todo el ámbito de nuestra vida, y para ello nosotros debemos de estar dispuestos a interacturar con el, tanto dentro de nosotros, como fuera.

Si nosotros damos el paso de experimentar con el amor en toda relación que tengamos en nuestra vida, en el trabajo, relaciones, actividades, etc, entonces haremos que el amor pase de ser una idea lejana a ser una materia a nuestro alcance, una materia que podemos utilizar hacia nuestro interior, usándola para nuestro amor propio, y hacia el exterior, amando a los demás de forma incondicional.

el amor propio

 

Guardar