Cómo comenzar a salir de los problemas quitándoles la etiqueta de problemas

Es cierto que los problemas existen, pero nos debemos de preguntar quien da vida a esos problemas. Nosotros somos los primeros creadores y alimentadores  de a eso que llamamos problemas.

Nosotros comenzamos a llamar problema a algo que nos saca de nuestra zona confort, cuando realmente tendríamos que llamarlo incomodidad. Si nosotros cambiamos el nombre de problema a eso que nos esta pasando y lo llamamos incomodidad, ya hemos salido de alguna manera del problema, simplemente con ese nuevo nombramiento.

Ahora que llamamos incomodidad a lo que nos esta pasando, nos debemos de preguntar que es una incomodidad en nuestra vida, y ya sabemos que una incomodidad es equivalente a salir de nuestra zona confort.

Entonces podemos llega a la conclusión de que lo que realmente nos esta pasando puede llegar a ser algo positivo, porque nos ha sacado de nuestra zona confort, así que hemos logrado quitarle la mascara de problema a una situación que va a traer beneficios en nuestra vida, ya que todo lo que nos saca de nuestra zona confort, tarde o temprano nos beneficia internamente y externamente.

Cuando algo nos complica la vida, algo en nuestro interior se activa, nuestro espíritu interior despierta y esta dispuesto a luchar por salir de esa situación, muchos de nosotros no valoramos ese cambio en nuestro interior, por eso despreciamos toda incomodidad en nuestra vida, y la preferimos llamar problema, haciendo que esa limitada etiqueta no nos deje ver que ese es un nuevo aprendizaje que puede despertar lo mejor de nosotros mismos.

salir de los problemas

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar