La gran razón por la que no tenemos que juzgar a los demás

 

Las personas tenemos mucha facilidad para juzgar a otras personas, a veces nos pasamos de críticos, y en cuanto vemos un buen defecto en otra persona, lo interponemos de tal manera que no somos capaces de ver el lado bueno o las virtudes de esa persona.

Es cierto que estamos en una sociedad que no ha enseñado a las personas valores, y es fácil salir a la calle y encontrarte el lado malo de las personas, pero es un gran error que no veamos mas aya del lado oscuro de las personas.

Nosotros somos los primeros que lo pasamos mal cuando nos etiquetan o juzgan por un error o alguna faceta negativa nuestra, por ello deberíamos de trabajar mas nuestra empatìa, y ponernos en el lugar de esas personas que son juzgadas injustamente.

No juzgar a otros no es un ejercicio que solamente favorece a otros, sino que nosotros obtenemos mucho beneficio cuando trabajamos nuestra capacidad de buscar el lado bueno de toda persona que tenemos en frente, ya que nos movemos y interactuamos con los demás con energía, y si somos capaces de captar el lado bueno de toda persona, obtendremos buena energía de toda persona.

Es cierto que la culpa de la mala actitud de una persona, es de la persona misma, pero intentemos no dejar totalmente el peso de la culpa a esa persona, tengamos en cuenta el espacio en el que se ha criado esa persona, y quizás nos sorprendamos de que esa persona aun muestre cosas buenas de su personalidad a pesar de haber estado rodeada de un mal ambiente.

Si queremos que la vida nos de oportunidades, nosotros también las debemos de dar, nosotros somos fuente de oportunidades para otros, y cuando las damos no solamente podemos hacer que alguien vuelva a nacer, sino que nos llenamos de energía, porque estamos actuando conectados con la vida misma.

 La gran razón por la que no tenemos que juzgar a los demás