Cómo comenzar a desenmascarar a esos pensamientos que nos perjudican

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Basta solamente un pensamiento negativo nuestro, para que convirtamos un día soleado en un día con tormenta. El problema no es que nosotros reproduzcamos ese destructivo pensamiento, el problema es que nosotros alimentamos ese pensamiento, convirtiéndolo en un autentico monstruo.

Lo malo es  que poco hay que hacer cuando ese pensamiento se ha hecho mas grande que nosotros y se apoderado de nuestra energía vital, incluso de nuestra vida, entonces es todo muy delicado, porque comenzar una lucha contra el, aun nos llenara de mas energía negativa.

Ese pensamiento que nos dice que somos perdedores, que no valemos, que no tenemos futuro, o nos dice cualquier cosa que nos atormenta o nos quita energía, no puede ser nuestro enemigo, ya que somos nosotros mismos los que hace mucho tiempo que le estamos alimentando.

Para que ese pensamiento muera, debemos de dejarle de dar de comer, que para nosotros es lo mismo que dejar de creer en el, ya que si ese pensamiento tiene poder en nuestras vidas, es porque siempre hemos creído en el.

No nos debemos de creer las mentiras que los demás nos dicen, igual que no nos tenemos que creer las mentiras que nosotros nos decimos, no nos debemos de creer esos pensamientos que nos hacen daño, y que nos dicen que tenemos limitaciones.

Debemos de saber que un pensamiento es mentira en el momento que nos hace daño, ya que en la vida lo que nos hace daño de verdad son las situaciones, circunstancias y penosas realidades que nos encontramos en el camino, pero la finalidad de todo pensamiento es la de guiarnos, en el momento que ese pensamiento va en contra de nosotros, es una mentira mas, porque no esta cumpliendo su función.

Si hemos perdido nuestras pertenencias, nos decimos que somos perdedores, si hemos perdido nuestro trabajo, nos decimos fracasados, si cometemos alguna torpeza, nos decimos torpes, pero lo cierto es que en el momento que nos ponemos esas etiquetas, ya estamos caminando a conseguir nuevas cosas, a conseguir nuevos trabajos, a demostrar que tenemos talento, porque nuestro camino por inercia es ese.

Cuando algo que no nos gusta sucede en nuestra vida, no deberíamos temer tanto a esa penosa circunstancia, sino que deberíamos temer a esos pensamientos que surgirán tras esa circunstancia, esos falsos pensamientos que en vez de actuar como guiás, nos confunden, cargan nuestra espalda y nos atormentan.

Reconocer y desenmascarar a los falsos pensamientos, hará que dejemos vía libre a esos pensamientos que si que son auténticos guiás y que si que se crearan para nuestro propio beneficio.

desenmascarar a esos pensamientos que nos perjudican

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *