Por qué nuestras imperfecciones son positivas para nosotros

 

Cuando nos avergonzamos de nuestras imperfecciones  y las tratamos de esconder, creamos aun mas debilidad en nosotros, nuestras imperfecciones no surgen para estar escondidas, sino que están allí para activar nuestra motivación para mejorar.

Si fuéramos perfectos, jamas querríamos mejorar, nuestro espíritu estaría falto de vida y motivación, y no existirían metas en nuestra vida.

Cuando dejamos de rechazar y esconder la imperfección en nosotros para comenzar a aceptarla, esa imperfección pasa de ser un problema a ser una posibilidad de cambio, porque todo lo que sacamos de nuestra oscuridad hacia la luz, es susceptible a un cambio positivo.

Cuando sacamos a la luz nuestra imperfección para aceptarla, nuestra imperfección pasa de ser un obstáculo a ser una espacio o base donde construir una mejora. Cuando vemos que hemos mejorado esa imperfección, agradecemos haber tenido esa imperfección, porque ella nos ha hecho mejorar como personas, ademas de mostrarnos que tenemos la capacidad de cambiar lo que nos proponemos.

Cuando somos capaces de ver que lo que no nos gusta de nosotros, es una oportunidad para mejorar como personas, en vez de algo negativo que nos ha tocado tener, es cuando vemos que no hay nada dentro de nosotros, sea bueno o malo, que tengan un destino o propósito positivo en nuestras vidas.

nuestras imperfecciones son positivas