Cómo impedir que nos afecte lo que los demás piensen de nosotros

 

A las personas nos repercute mucho lo que piensan los demás de nosotros, nos importa tanto lo que piensan los demás de nosotros, que muchas veces caminamos por donde quieren, en vez de por donde queremos.

Si observamos detenidamente nuestra vida, seguramente encontraremos que empleamos mas esfuerzo de lo normal en agradar a otros o en intentar que los demás nos miren con buenos ojos.

El esfuerzo y nuestra energía debería de servir a nuestro espíritu y sus deseos, jamas deberían ser utilizados para construir una imagen perfecta para ser aceptados por los demás.

Cuando nos hemos vuelto esclavos de lo que pensaran, deberíamos hacer el ejercicio de permitirnos de vez en cuando que piensen mal de nosotros, cuando rompemos esa imagen perfecta de nosotros, es cuando realmente nos liberamos y volvemos a ser nosotros mismos, quitándonos un gran peso de encima.

Cuando nos permitimos salir de la linea recta, cuando nos permitimos romper ese plato de porcelana y cuando nos permitimos ser ridículos, nos quitamos ese miedo de encima, ese miedo a romper esa imagen perfecta que queremos que los demás tengan de nosotros.

Si tanto miedo tenemos de quitarnos ese maquillaje que muestre nuestra autentica realidad, es porque no confiamos en que nuestra autentica cara guste a los demás, es aquí donde deberíamos de molestarnos en conocernos profundamente, hasta el punto de que seamos capaces de ver que esa cara que tanto queremos esconder, es simplemente una cara con defectos y virtudes, como esas otras caras a las que queremos agradar tanto.

 lo que los demás piensen de nosotros