Cómo utilizar las palabras positivamente en nuestra vida diaria

 

En esta sociedad mucha gente habla por hablar, sueltan las palabras sin importar si son positivas o negativas o sin van a ayudar o a hacer daño, quizás esto ocurre porque las personas no tienen conciencia de la importancia de las palabras.

Si seleccionamos y somos  conscientes de las palabras que salen de nuestra boca, escogiendo palabras positivas, no solo podremos aportar beneficios a los que nos rodean, sino que a través de ellas activaremos y estimularemos nuestro interior de una manera positiva.

Las palabras son energía, por ello debemos de tratarlas como tal, teniendo la responsabilidad de que esas palabras no dañen a los demás, cuidando que no perdamos energía creando palabras negativas y haciendo una buena utilización de ella para beneficiar al mundo que nos rodea.

Muchos emplean demasiado tiempo a las criticas hacia los demás, pero el error en si no es que estén criticando a los demás, sino que esas palabras crean una energía negativa por que son dañinas y no constructivas, esas palabras carecen de sentido y de misión, no tienen la misión ni de ayudar ni de crear sensaciones positivas en nuestro interior.

Cuando en cambio en vez de criticar, hablamos de lo que no nos gusta de la actitud de ciertas personas, y utilizamos ese enfoque para aprender lo que es una actitud buena o mala, para que nosotros podamos adoptar las mejores aptitudes, entonces si que estamos utilizando el habla para mejorar el mundo.

Solamente tenemos que hacer una pequeña prueba, y hacer el esfuerzo durante un día, pensando en cada palabra que vayamos a soltar al exterior, intentando que toda palabra que salga de nuestra boca, sea beneficiosa. Si lo hacemos así, nos daremos cuenta de que nuestro nivel de energía es mas alto y nos sentiremos mejor.

utilizar las palabras positivamente