Que hacemos cuando no tenemos fuerzas para continuar

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Cuando llevamos mucho tiempo caminando hacia una meta, todos tenemos momentos de flaqueza y debilidad, es fácil querer tirar la toalla y dejar de luchar por ese sueño que parece tan lejano.

Pero lo cierto es que debemos de contar con esos momentos de debilidad en nuestro camino, forman parte de nuestra vida, y están hechos para ponernos a prueba a nosotros mismos, esos momentos en los que no tenemos ni fuerzas ni ganas de continuar, son los momentos que nos empujan a interiorizar, a conocernos a nosotros mismos y a reflexionar.

Igual que en nuestro camino hay momentos de glorias que nos llenan de energía, ha de haber tambien esos momentos en los que parece que todo nos falla, y son esos momentos cuando debemos de recurrir a buscar respuestas en nuestro interior y reforzar nuestros valores.

Los momentos de gloria nos aportan alegría y entusiasmo, pero el hecho de que estemos en una nube, puede hacer que desconectemos de nuestro interior, por ello en nuestro camino necesitamos esos momentos contrarios a la gloria, esos momentos donde debemos de buscar la verdad para continuar y el sentido de la vida para que sigamos nuestro camino.

Un camino plano no satisface igual que un camino con subidas y bajadas, la meta se saborea como única cuando en el camino a habido de todo, por ello debemos de aceptar esos tramos duros del camino, como un recuerdo de quienes somos y de porque estamos aquí.

La autentica fuerza es la que sale de nuestro interior cuando estamos en los momentos mas bajos, porque no es creada desde las circunstancias que nos rodean, sino que desde nuestra esencia que quiere resurgir pese a las malas circunstancias.

 cuando no tenemos fuerzas para continuar

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *