Cómo aceptar las situaciones negativas que nos sorprenden

Si hay algo verdaderamente malo en una situación negativa, no es la situación en si, sino la manera negativa y inmadura de actuar que tenemos las personas ante esa desagradable situación.

Seamos o no responsables de esa mala situación, muchos tendemos a patalear como niños a los que les ha tocado un premio que no querían o no se merecían, lloriqueando y haciendo que esa situación continué en el tiempo, porque no hemos sido capaces de enfrentarnos a ella como adultos.

Lamentarse una y otra vez, lloriquear y dar vueltas sin llegar a ninguna conclusión, son las excusas que usamos para no enfrentarnos a algo que a nuestra caprichosa y cómoda vida no le gusta.

Para aceptar una situación negativa debemos aceptar su parte negativa, pero también debemos de aceptar su parte positiva, ya que si aceptáramos solo su parte negativa, no estaríamos aceptando la realidad, ya que la realidad nos dice que todo tiene su parte positiva y negativa, nosotros debemos de aceptar el set entero, o sino no sera verdadera aceptación.

El problema es que las personas hemos limitado tanto nuestra mente, que no somos capaces de ver lo positivo en una situación que nos saca de nuestra zona confort, o revienta nuestros planes bien planificados, por ello debemos de buscar la parte positiva de esa situación, aunque obviamente tengamos que hacer mas esfuerzo.

La parte positiva de la situación puede estar en darnos cuenta de que hemos aprendido algo importante con esa situación, algo a lo que perfectamente le podemos dar un gran valor positivo.

La parte positiva de una situación, también la podemos ver en lo que acontece después de esa desagradable situación, ya que la mayoría de veces, una situación difícil nos enlaza con situaciones que no solamente recompensan la perdida por las malas situaciones, sino que mejoran de alguna manera nuestra vida. Solamente debemos de abrir los sentidos, para ver que todo tiene recompensa.

Lo que es cierto, es que nunca nos debemos de pelear con una situación que no nos guste, seamos nosotros responsables o no, porque nos pelearíamos con nuestro destino, y nuestro destino esta hecho para nuestro bien y para que crezcamos como seres humanos, y eso conlleva que nuestra vida no sea fácil.

 aceptar las situaciones negativas