Cómo salir de los problemas, victoriosos

Salir de los problemas es muy difícil si no nos enfocamos en una salida

Nadie ha dicho que los problemas sean fáciles de solucionar, pero lo cierto es que muchos somos unos auténticos maestros en agrandarlos y empeorarlos, en vez de solucionarlos.

Lo que nos pasa a muchos es que cuando tenemos un problema en frente, nos enfocamos solo en el problema, no en la solución, y eso hace que el problema se agrande de una manera poco real, vemos entonces no solo el problema, sino que también fantasmas en el problema, creados por nuestra imaginación negativa.

Es cierto que primero debemos de mirar al problema, primero para ver la realidad, aceptarlo y analizarlo, pero después el siguiente paso ha de ser la solución, eso quiere decir que muchos nos quedamos en el primer paso, y de allí no salimos.

Entramos en nuestro propio remolino, que muchas veces es repetitivo y creciente, y de allí no somos capaces de salir, por ello debemos de dejar de mirar al problema como un problema, para comenzarlo a mirarlo como un tramite, como unos pasos que dar o un camino que trazar, debemos de dejar de ver inmovilismo, para comenzar a ver movimiento.

Lo cierto es que muchos dicen que se quedan en el primer paso bloqueados, porque no encuentran la solución, pero en realidad no encuentran esa solución, porque todavía no han dado el segundo paso, el segundo paso se da cuando ampliamos nuestra mira, nuestro espacio y nuestras posibilidades, que es lo mismo que decir que abrimos nuestra mentalidad.

Lo cierto es que cada persona ha de buscar su propio método para dar el siguiente paso que le aleje del problema, para así poderlo solucionar, estando fuera de el, pero lo cierto es que si no hay creencia de que existe ese camino, la persona no seguirá ningún camino, así que la creencia y la fe es esencial para dar ese gran paso.

Después de creer firmemente en que existe una solución para el problema, es allí donde debemos de enfocar la mirada, aunque la solución todavía no se haya creado, si que se ha creado ese espacio donde crear esa futura solución, y es allí donde debemos de mirar.

Por naturaleza, las personas tenemos ingenio, unos increíbles sentidos, y una gran imaginación, todas estas herramientas están a nuestro alcance para solucionar nuestros problemas, pero nunca las manejaremos ni seremos capaces de ver su poder, si no nos alejamos mentalmente del problema o expandimos nuestra mente abriéndonos a nuevas posibilidades y enfoques.

salir de los problemas