¿Por qué buscar la aprobación de los demás nos puede dañar?

 

Buscar la aprobación de los demás nos hace pagar un alto precio, dejamos de ser nosotros mismos

Muchas personas queremos agradar a los demás, muchos queremos estar a la altura de los demás, necesitamos el visto bueno de los demás para sentirnos bien. Buscar la aprobación de los demás nos puede dañar, si lo hacemos constantemente, porque se convierte en una autoexigencia demasiado alta para nosotros.

Pero aunque es normal querer agradar a los demás, para muchos, buscar la constante aprobación de los demás, se convierte en una constante presión que nos hace gastar inútilmente energía en interpretar un papel que encaja con lo que los demás quieren, no con lo que nosotros queremos.

Muchos no son conscientes del inútil esfuerzo que hacen para estar dentro de la aceptación de los demás, pero si fueran conscientes de ese gasto inútil de energía y dejaran de interpretar esos papeles, se quitarían un gran peso de encima.

Cuando somos conscientes de esa inútil carrera diaria hacia la perfección que hacemos todos los días, no solamente empezamos a quitarnos ese peso de encima, sino que empezamos a caminar hacia nosotros mismos, dejamos de interpretar ese falso papel y nos quitamos ese pesado disfraz, para volver a ser nosotros mismos.

Los exámenes que nos imponen toda nuestra vida son difíciles, pero son mas profundamente dolorosos esos exámenes que nosotros inconscientemente nos hacemos diariamente, exigiéndonos estar a la altura de esa perfección que otros superficialmente han creado.

Muchos hemos vivido demasiado tiempo presionados de tal forma que no conocemos otra cosa y  hasta hemos sonreído con una cadena en el cuello, porque nos hemos acostumbrado a esa presión, que hasta forma parte de nuestras noches y nos parece normal.

Pero lo cierto es que esa presión es antinatural, y la mejor manera de quitarnos esa cadena, es comenzar  a respetarnos a nosotros mismos, dejándonos de exigir a nosotros mismos estar constantemente a la altura de gente a la que no importamos.

Cuando uno se quita de encima un peso que llevaba mucho tiempo inconscientemente cargando, no solamente se siente liberado, sino que también crea un espacio en su interior para que a partir de ese momento sea la creatividad la que sea dueña de su vida.

buscar la aprobación de los demás nos puede dañar