Cómo vencer la impaciencia en un mundo con prisas

Vencer la impaciencia es el camino para empezar a disfrutar cada momento de la vida

La impaciencia es una desvalorización del presente, somos impacientes porque no somos capaces de valorar lo que nos rodea ahora mismo, que es lo mismo que decir que no somos capaces de disfrutar de la vida, ya que tenemos la mente en el futuro.

La idea que muchos tenemos, es que solamente merecen la pena los momentos en los que conseguimos medallas, despreciando en cambio, esos momentos únicos que nos llevan a ganar esas medallas.

Pero en cambio, no es el momento de recibir el premio, el que nos hace mas grandes, sino que el camino hacia ese ansiado premio.

La conciencia de que cada momento de nuestra vida es un paso glorioso a la grandeza, nos hará ser consciente de la vida intensa que hay en nuestro alrededor, indiferentemente de la situación en la que estemos.

Muchas personas se han decepcionado cuando ha llegado ese momento que tanto ansiaban, se han dado cuenta de que en sus mentes habían engrandecido ese momento, mientras despreciaban el momento presente que tanto les ofrecía.

La vida de muchas personas esta llena de impaciencia, porque hemos construido una sociedad que solo quiere resultados, hasta el punto de que no le importa como se han conseguido esos  resultados. Los resultados no son nada, si en el camino hacia ellos, no hemos disfrutado del camino siendo nosotros mismos.

El secreto para deshacerse de la impaciencia, es reconocer la recompensa que nos da cada momento, no solamente la del final del camino, sino esas recompensas que nos trae cada momento de nuestra vida.

Cada paso que damos es diferente al anterior, cada paso que damos bien dado, nos hace mejores personas. La satisfacción de superarnos en cada paso que damos, llenaran nuestras ansias y impaciencia.

vencer la impaciencia