Cómo ser dueños de nosotros mismos

Para ser dueños de nosotros mismos, debemos de impedir que el pasado nos siga condicionando

Muchas personas andamos por la vida al servicio de las personas, del trabajo, de las modas y de la sociedad, vamos de un lado para otro como auténticos zombis, intentando siempre estar a la altura de todo, pero nunca nos preguntamos si lo que nos rodea esta a la altura de nosotros.

Dejamos de ser nosotros mismos o dejamos de ser dueños de nosotros mismos, en el momento en el que nos ponemos a disposición de los prototipos que esta sociedad crea, pero nos debemos de preguntar si merece la pena estar a la altura de todo, si nosotros no nos sentimos vivos.

Para ser dueño de nosotros, primero debemos de empezar a desvincularnos de esos dueños que nos tienen agarrados, esos papeles que querían nuestros padres que interpretáramos cuando fuéramos adultos, esa vida que hemos construido acorde con la sociedad superficial y esos trabajos que consumen nuestra energía, porque no nos dejan ser creativos.

Debemos de empezar a preguntarnos que es lo que queremos en esta vida, no lo que quieren otros en nuestra vida, las respuestas llegaran tarde o temprano y en cualquier momento.

Todos nacemos con creatividad en nuestro interior, no es cierto que no haya personas creativas, solamente hay personas que dejaron morir su creatividad, porque prefirieron estar acorde con una sociedad superficial.

Lo cierto es que, en que en algún momento de nuestra vida matemos a esa creatividad, esa creatividad  intenta renacer constantemente, siempre esta dándonos pequeños toques, avisando de que quiere ser expulsada al exterior.

ser dueños de nosotros mismos