Cómo podemos recuperar el sentido de nuestra vida

Para recuperar el sentido de nuestra vida debemos de apoyarnos en cosas menos superficiales

Es fácil que las personas perdamos el sentido de la vida, quizás es mas fácil que perdamos ese sentido, cuando constantemente estamos apoyando el sentido de la vida en cosas superficiales que acaban derrumbándose.

Pensamos que cuando se acaba el amor en otra persona se acaba el mundo, porque siempre creímos que el sentido de la vida era el amor en pareja, pensamos que cuando se acaba el éxito, la vida no tiene sentido, porque creíamos que el éxito era lo que daba sentido a nuestra vida.

Si apoyamos el sentido de la vida en la personas que tenemos al lado, en el éxito o el dinero, hemos vendido el sentido de la vida, en algo pasajero, cambiante y que seguramente tendrá su fin, hemos apoyado todo el peso fuera de nosotros, y en cambio nos hemos olvidado de que el sentido de la vida se construye desde el interior.

El verdadero sentido de la vida es nuestra expresión y conexión con el mundo desde nuestro interior, es cuando expresamos lo mejor de nosotros al mundo, cuando aportamos esa pieza al mundo que necesita de nosotros, esa pieza única que cada ser tiene que ofrecer al mundo.

Las personas vienen y van, el dinero se gana y se pierde, lo mismo ocurre con el éxito, pero en cambio, sentir esa expresividad en nuestro interior que nos invita a dar constantemente haciéndonos sentir llenos, es algo que nos pertenece eternamente.

Aunque nos rodeáramos eternamente de esas personas, dinero y éxito, siempre habría un vació en nuestro interior, si no fuéramos capaces de ver ese pequeño milagro en nuestro interior, deseoso de ser expresado en la realidad.

Cuando sientes esa esencia, cuando ves que si que tiene sentido tu presencia en este mundo, da igual lo solo que estés o lo poco que tengas, sentir ese impulso dentro de ti tiene la capacidad de llenar cualquier vació en tu interior.

 recuperar el sentido de nuestra vida