Asentar la cabeza puede ser malo para nuestra creatividad

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

 

Se puede ser maduro y niño a la vez sin renunciar a nada

En la vida se nos pide constantemente que maduremos y asentemos la cabeza, que llevemos una vida tranquila y que dejemos de hacer locuras,  aunque eso puede ser positivo depende de para quien, eso para otros puede resultar matar al niño que lleva dentro.

Jamas hay que matar a ese niño que llevamos dentro, ese niño que nos hace soñar, que nos llena de ilusión y de sueños por cumplir, ese niño que crea nuevos juegos con los que jugar, porque cuando matamos a ese niño, dejamos de vivir nuestra vida para vivir la de otro personaje que es mas aceptado por los demás, pero que carece de espíritu.

La madurez tiene que ver mucho mas con crecer y aprender que con asentar la cabeza como muchos piensan, tener una parte de locura en tu interior no te hace inmaduro, se pueden tener las dos cosas sin renunciar a ninguna.

Cuando las personas que nos rodean nos piden que maduremos y nos dicen que tenemos que sacrificar nuestros sueños y ilusiones, no nos están pidiendo la autentica madurez, nos están pidiendo que dejemos de ser nosotros mismos para que así ellos se sientan mas seguros.

Pero de que sirve la seguridad si uno no crece, de que sirve la seguridad si uno no lucha por sus sueños o simplemente no vive la vida.

Solamente desde el egoísmo te pueden pedir los demás que renuncies a esa sana locura, porque si de veras te lo pidieran desde el corazón, te pedirían que fueras libre.

asentar la cabeza puede ser malo

 

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *