La envidia, como controlarla en nuestras vidas

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

 

La envidia, como podemos aceptarla y entenderla

Siempre hay alguien mas joven que nosotros, siempre hay alguien mas guapo y con mas dinero que nosotros, siempre hay alguien que ha llegado mas lejos que nosotros, es difícil no tener envidia en un mundo que no solamente esta lleno de gente mas perfecta que nosotros sino que ademas parece que esa perfección esta por encima de cualquier otro valor. La envidia es un mal que esta integrado en muchos de nosotros, pero que creo que no deberíamos de juzgar en nadie, ya que todos somos victimas de una sociedad en la que tener mas, ser mas joven y tener un cuerpo mas perfecto esta mas valorado que cosas mas importantes en el ser humano.

Como no vamos a envidiar a un joven, cuando estamos en una sociedad en la cual algunas empresas cuelgan ofertas de trabajo con el requisito de menos de 35 años, como no vamos a envidiar las mujeres a otras mujeres mas jóvenes y mas guapas, cuando hay hombres que consideran que una mujer de 40 años esta fuera del mercado. Por eso yo prefiero no juzgar a los envidiosos, ya que todos estamos en este mismo barco surcando esas difíciles aguas, en la que la imagen perfecta es primordial, aunque lo que haya detrás de ella se este pudriendo.

Pero la verdad, la envidia no nos beneficia para nada, solamente nos envenena, si realmente nos dejamos llevar por la envidia, estamos afirmando que no tenemos nada que ofrecer al mundo mejor que otras personas, y eso no es cierto, en el fondo todos sin excepción de nadie, incluido el vagabundo del cajero automático, tenemos un talento innato en alguna parte de nosotros, y en ese talento pocos nos ganan, por eso hemos de gastar menos energía en envidiar y mas en encontrar nuestro gran potencial, el mundo esta necesitado de el. Deja de mirar hacia fuera, deja de ignorarte a ti mismo mientras aplaudes a otros, ya es hora de que eches una miradita a tu interior y veas esos tesoros escondidos a los que hay que pasar el trapo.

Cuando descubrimos ese talento innato en nuestro interior y sabemos apreciarlo y valorarlo, eso nos ayuda a dejar de mirar a otras personas deseando lo que tienen y ya no dejamos que la envidia inunde nuestra autentica esencia.

Después de descubrir su talento innato, ese hombre de 45 años se siente mas fuerte, se siente invencible, el puede con los obstáculos de la viejas ideas, y se despierta dispuesto a comerse el mundo, por mucho dinosaurio que haya colgando esas absurdas ofertas para menores de 35 años, lo mismo le ocurre a esa mujer de 43 años que se mira al espejo y se dice a ella misma lo guapa y perfecta que esta, y luego sale a la calle sin buscar la aprobación de ningún hombre para sentirse bella, ella ya no quiere estar en ese estúpido mercado creado por algunos hombres para mujeres de medidas y edades perfectas, porque ella esta por encima de todo eso, porque ella ha descubierto un talento que le hace brillar demasiado, demasiado para estar viviendo en la superficialidad de un mundo de plástico.

No pienses en lo que no tienes, centrate en lo que tienes y crecerá.

La envidia

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Reddit0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *